divendres, 8 d’agost de 2008

Monasterio de San Zoilo

Monasterio cuya primera comunidad, posiblemente mozárabe, bajo la advocación de San Juan, fue sustituida por bendictina desde el 1077. La congregación reunió un amplio patrimonio, y acogió la cámara recaudatoria de las parias musulmanas destinadas a enviarse a Cluny. Del siglo XI es la fachada occidental románica de la iglesia, de columnas de mármol y capiteles influidos por el estilo de San Martín de Frómista. Otra fachada, la del lado Norte, es barroca y atribuida a Felipe Berrojo. A los pies del templo se encuentran los sepulcros de los Gómez, muestra ejemplar de la labor de un talller escultórico asentado en Carrión que tuvo como máximo exponente a Antón Pérez. La cabecera se adorna con el meritorio retablo barroco de Santa María de Baquerín en el que trabajaron Tomás Sierra y Antoni Ribera. El impresionate claustro plateresco del monasterio fue diseñado por Juan de Badajoz y comenzado a esculpir en 1537, participando en la obra Miguel de Espinosa y Antonio de Morante

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada